top of page

 Bosque de Nahuelbuta

La Cordillera de Nahuelbuta se alza desde tiempos inmemoriales. Se calculan 500 millones de años desde su nacimiento producido por fuerzas tectónicas, por lo que, simbólicamente, podría ser la tátara tátara abuela de la cordillera de los Andes, a la cual se le estiman unos 60 millones de años desde que emergiera a ser lo que hoy es. 

El bosque de Nahuelbuta es único en el mundo. En él confluyen especies características de bosque esclerófilo mediterráneo, representativo de la zona central de Chile, con especies propias del bosque lluvioso o "valdiviano". Por esto es considerado una reserva mundial de la biósfera.
Durante la última glaciación, calculada hace unos 13 mil
años, fue un refugio de vida, convirtiéndose así en una biblioteca viviente para estudiosos de la naturaleza.

photo_2023-05-19_12-19-36
photo_2023-05-20_10-35-02
DSC_0649
photo_2022-12-23_14-22-22

Este santuario ha sobrevivido al apogeo de la explotación forestal y hoy se encuentra en un estado de fragilidad ecosistémica que pone en riesgo su supervivencia, dado la fragmentación a que ha sido sometida sin pausa desde 1974, a través de los subsidios y estímulos que el Decreto Ley 701 otorga a la industria forestal. 

chuncho
madre de la culebra Acanthinodera cummingii
DSC_0649
amanecer
hongo coihue
DSC_0331
arcoiris-relmü

La Cordillera de Nahuelbuta, en algunos relictos que perviven, nos da la oportunidad de observar y sentir la naturaleza prístina y merece ser protegida - y defendida de ser necesario- de este modelo económico avaricioso y egoísta que pretende ignorar la interdependencia entre todas las especies... incluyéndonos!

bottom of page